El silencio de Camilo

El silencio de Camilo de María Jesús Jabato es una metáfora hermosa sobre la infancia de un niño con autismo y la búsqueda de sus padres para encontrar una respuesta a lo que está sucediendo. No será una tarea fácil, se encontrarán con el desconocimiento y los tópicos sobre los comportamientos diferentes.

Así comienza el libro:

“Camilo vivía en una ciudad tan pequeña que casi no cabía en ella su gran catedral. La recorría un río de plata y una luna tímida y blanquísima vigilaba su sueño”

piruletasA través de imágenes poéticas y bellas ilustraciones que describen muy bien algunos rasgos del espectro del autismo El Silencio de Camilo consigue su objetivo: concienciar y sensibilizar sobre un trastorno desconocido para la sociedad en general y es que las piruletas de fresa no siempre lo curan todo.

Las ilustraciones son de Laura Esteban y ha sido editado por Autismo Burgos. Los beneficios de la venta del libro irán destinados a la financiación de programas para personas con autismo.

En este enlace de la Biblioteca Escolar Víctor Sáenz de Mazaricos (A Coruña) podeis encontrar más lecturas para concienciar sobre autismo.

El silencio de camilo

TEA: reirse para compartir y comunicar

El proceso de enseñanza-aprendizaje de un niño con autismo es todo un reto: un proceso largo y lento que debe ajustarse a las necesidades de cada niño y adecuarse a las circunstancias vitales de cada familia. Es importante tener una visión realista pero positiva y no olvidarnos de que el buen humor será una oportunidad para interactuar y  servirá de base para facilitar otros aprendizajes.

Comenzar a estimular debe hacerse cuanto antes en coordinación con las/los especialistas nos indicarán las prioridades y la manera de hacerlo. Hay diferentes maneras de abordar la estimulación temprana y muchas posibilidades: juegos en suelo, estimulación sensomotriz… La contextualización de estos momentos: la rutina, la estructuración del ambiente, la anticipación y los apoyos visuales serán vitales para conseguir nuestros objetivos.

A medida que el niño avanza esos momentos para fomentar la comunicación y la atención compartida se pueden hacer más elaborados ya que su comprensión irá aumentando.

Nosotros comenzamos con un aprendizaje previo en el centro de atención temprana, después generalizamos en casa y en otros entornos siempre que es posible.

Los intereses de Manuel son el punto de partida, por ejemplo:

_le gusta ver caer cosas, Esther elaboró un cuento con algunas imágenes que le hacían reir y con una en concreto que le encantaba: “Papá se cayóoooo!!!!”

los niños se caen

texto hecho con Araword

_ hacer una broma  muy sencilla con imágenes familiares para el niño, ejemplo:

¿Es éste el primo juan??? Noooo!!! es Beibi!!!

Preparamos el material con imágenes muy fáciles de entender e interpretar, con algunas palabras grandes en mayúsculas para facilitar la comprensión. Buscaremos el momento adecuado para apartado de otras distracciones para que no pierdan efectividad.

beibi

texto hecho con Pictoaplicaciones

En este ejemplo usamos un animal que le gusta y aprovechamos una frase que el mismo dijo. Nosotros representamos gráficamente su idea para propiciar un momento de risa compartida.

Los momentos de broma y buen humor aumentan de manera cualitativa la comunicación en el niño, favorecen que haya:

_más contacto visual

_más lenguaje verbal

_más comunicación no verbal

_finalmente podemos decir que una broma puede llevar a otra, sirviendo así para enlazar y ensayar situaciones.

Recomendamos también El sonido de la hierba al crecer donde podreis encontrar más materiales.

Probando “El día de Manuel”

El protagonista y much@s niñ@s de  Vínculo Centro de Atención Temprana se beneficiaron de la lectura de “El día de Manuel” en las diferentes pruebas del proceso, antes de ser publicado. De esta manera intentamos ofrecer referencias a María José Ferrada y Patricio Mena, sobre la comprensión del texto y las ilustraciones, probando el cuento con el público tan exigente al que va dirigido.

La historia mantiene como hilo argumental la línea, el interés especial de Manuel, para contar la cotidianidad de su día desde esa visión especial. La línea cruzó varios corazones, incluido el mío al observar que l@s niñ@s aunque fuera la primera vez que veían el cuento seguían la línea con su dedo de una forma muy natural para ellos.

Y es que Manuel no es el único fascinado por ellas. Perseguir una línea es perseguir un efecto visual y tiene su base en una diferente percepción a través de los sentidos que provoca juego y placer a las personas con autismo. Los juegos visuales suelen ser grandes aliados en las terapias y esta vez, la línea ha sido la clave del éxito para la lectura del cuento.

Sobre perpepción sensorial os recomendamos la lectura del libro de Olga Bogdashina,Percepción sensorial en Autismo y Asperger, podéis encontrarlo en Autismo Ávila.

10704790_10204615539697792_578402033_n

Manuel, el día que recibimos el cuento y lo leímos en sesión

La semana pasada enviamos el cuento al colegio y sus profesoras nos han sorprendido con esta fantástica adaptación para leer el cuento en el aula, que le ha permitido estar motivado, atento y participando en la actividad como el protagonista que debe ser. Enhorabuena por el trabajo bien hecho.

“Disfrutamos mucho leyendo el libro de Manuel para tod@s los niñ@s. Patricia preparó una presentación maravillosa de cada página del cuento para que Manuel pudiera repasar las líneas mientras leíamos. A Manuel le encantó y a l@s compañer@s también. Fue estupendo y aprovechamos para hablar con el grupo de qué es el autismo.” Beatriz López. 

collage

Un día cualquiera concienciando sobre autismo: “El día de Manuel”

maría joséFue toda una sorpresa que una escritora contactase con nosotros después de haber visto el video de Manuel leyendo La Ratita Presumida. Sobre todo fue una gran sorpresa después de informarme y descubrir quién es María José Ferrada Lefenda, ganadora del V Premio Ciudad de Orihuela de poesía para niños (y muchos otros). Leí entonces su obra premiada “El idioma secreto” y otra que despertó mi curiosidad por su título “Un mundo raro”. Su lectura me dejó sin palabras por la sensibilidad y la ternura que desprenden.

El día de la “primera cita” llegó, iba algo nerviosa pero al conocer a Mª José se disipó mi inquietud. Es una persona atenta, cariñosa, concienciada y accesible. Ese día me dijo frases como esta: “en la medida que integramos a personas diferentes a nuestro mundo lo volvemos un mundo verdadero”.

A partir de aquí vinieron otros momentos compartidos en los que conoció a Manuel, que se convertiría en el protagonista de su cuento, a Esther Medraño su terapeuta… horas de parques, de familia, de correos electrónicos, momentos de inspiración, de conocimientos y documentación exhaustiva que hacen que la literatura sea también más verdadera.

Meses más tarde se publicaría  en Fundación La Fuente una preciosa entrada que se tituló “El derecho a un cuento”. Y aquí empezó una historia, la de  “El día de Manuel”, un cuento con vocación de ayuda de doble vertiente: por un lado concienciar sobre el trastorno del espectro del autismo en su país, Chile; por otro, crear una historia accesible que cualquier niño o niña la pueda disfrutar.

Su protagonista organiza su mundo de una manera muy particular. Es un niño como los otros, único y especial, un niño que tiene autismo.

“El día de Manuel” ha sido maravillosamente ilustrado por Patricio Mena. Él mismo se ha encargado de crear los pictogramas que estarán disponibles en breve en la página de la editorial Alfaguara.

página en facebook el día de manuelel día de manuel alfaguara infantil