“Titelomiedomar!!!” Ecolalia y autismo.

…por entonces hablar era algo que no hacía habitualmente, podía decir palabras o alguna frase aisladamente para pedir un objeto muy concreto pero un día, después de haberle reñido, me miró muy serio y me dijo

TÍTELOMIEDOMAR!!!

Me quedé sorprendidísima con esa frase imposible de descifrar. La entonación y su cara de enfado eran clarísimas y apropiadas para el momento de enfado y yo sabía que me estaba respondiendo con una ecolalia,  en ese momento no la podía entender porque no era capaz de asociarla a su frase original.

Aún así “títelomiedomar” se me quedó grabado hasta que meses después pude descubrir cuál era el origen. Estábamos viendo “Buscando a Nemo” y estoy segura de todos los que la hayais visto recordareis el momento en el que Nemo en un acto de rebeldía sale a mar abierto desafíando a su padre. Justo cuando está regresando Marlin riñe a Nemo  y entonces este le responde:

“A TI TE DA MIEDO EL MAR!!!” (=títelomiedomar)

pictograma de ARAASAC

Por fin! La frase original estaba en una de sus películas favoritas!

El lenguaje según palabras de Javier Tamarit es nuestra red de carreteras, el sistema básico y central de la comunicación humana. No obstante, existen sujetos que no pueden acceder a él, como hay ciudadanos que no disponen de automóvil.”  

El lenguaje verbal presenta aún más dificultades para alguien con TEA porque:

  • las palabras y las frases llegan a través de los sentidos como sonidos y fonemas. Los niños/as con autismo presentan un desorden en el procesamiento sensorial, siendo habitual que el procesamiento auditivo esté alterado.
  • las palabras son instantáneas, no permanecen y no se pueden recuperar. Además otros signos como gestos, postura corporal o expresión facial son difíciles de comprender e interpretar de ahí la necesidad del uso de un soporte visual que acompañe al lenguaje oral (pictogramas, dibujos o fotografías).

Si quereis más saber sobre lenguaje y autismo os recomendamos que leais  los siguientes artículos:

Autismo Diario

El sonido de la hierba al crecer

 

(y quizás tenga razón, a veces me da miedo el mar…)