“Hablando” a partir de detalles: autismo y lenguaje.

“Las personas con autismo presentan una alteración en la comunicación y el lenguaje que se puede expresar con una gran variabilidad de síntomas, desde la ausencia de lenguaje oral a la utilización del lenguaje de manera aparentemente adecuada. Sin embargo todas las personas con autismo comparten dificultades en el intercambio comunicativo, el uso del lenguaje para compartir y en la expresión y comprensión de claves emocionales.” 

Esther Medraño

Las experiencia vitales influyen en el aprendizaje que está, a su vez, íntimamente relacionado con las circunstancias que nos rodean. Para Manuel existen dos estaciones en el año bien diferenciadas sujetas a rutinas y hábitos diferentes, digamos que para él existen dos estaciones: verano e invierno. Su lenguaje lógicamente refleja este hecho, y, volviendo al Armario de Manuel en el que hacíamos la comparativa entre el lenguaje y un armario lleno de ropa cuyas prendas son las palabras, el cambio de estación es un vendaval que desordena el armario organizado cuidadosamente durante el curso escolar. Estos cambios suelen provocar una falta de comprensión que va acompañada de mayor irritabilidad.

A las dificultades para hacer cambios hay que añadir la alteración en el uso del lenguaje. Después de haber leído ¿Mamá eso es un ser humano o un animal? entendí que la percepción del mundo a través de los detalles de una persona con autismo tenía que afectar por lógica a su comunicación y así fue cómo pude comprender mejor las “reglas gramaticales” que usa Manuel cuando no hace uso de la ecolalia. La percepción de los detalles y su construcción de la realidad a partir de estos mismos detalles hacen que su lenguaje sea especial y enfatice elementos de una manera atípica. Además de la percepción del detalle sus frases se rigen por asociaciones con situaciones específicas.

Un día en la playa me dijo tal y como lo transcribo (no hay error de edición)

” quiero      gusanitofeliz    pablitocohetes”

Muy difícil de entender incluso para mi, que estoy acostumbrada a este tipo de frases, pero cuando me esforcé recordé la vez anterior en la playa y me di cuenta de que Manuel estaba pidiendo una marca de gusanitos que asociaba al hecho de haber estado sentado junto a su hermano y haber escuchado unos fuegos de fiesta que sonaban a lo lejos.

Su memoria “había fotografiado” aquel momento y estaba hablando a partir de detalles. En lugar de decir: “Mamá, quiero un paquete de gusanitos iguales a los que estaba tomando con Pablito el día que echaban cohetes en la playa”  la limitación y la alteración en el uso del lenguaje dieron como resultado una frase mucho más simple cuya estructura se generó a partir de la percepción y el recuerdo de un momento concreto.

Espero que esta explicación tan personal os resulte útil.

Os recomiendo además,

 “Pensando a partir de detalles”, os ayudará a entender la manera de pensar de las personas con autismo.

“Percepción sensorial en el autismo y síndrome de Asperger” Olga Bogdashina

“El lenguaje y la comunicación en niños con autismo” Autismo Diario

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s