Rabietas y autismo: “Dale una zurra!” … perdone, nosotros usamos el emocioncímetro”

Una de las cosas que socialmente está peor vista es cómo “reprendemos” a nuestro hijo que tiene autismo. En algunas ocasiones en las que Manuel no “sabe” comportarse puedo esperar dos cosas: comprensión y ayuda o desaprobación y miradas o comentarios de rechazo. En el primer caso puede deberse al conocimiento de la condición de mi hijo o a una intuición muy acertada de que algo es diferente. En el segundo caso solemos estar ante personas que prejuzgan y desconocen la realidad de un trastorno como este.

Ir de compras, advertir del peligro o explicar que algo es socialmente incorrecto se convierten en enigmas difíciles de resolver. ¿Cómo hemos ido solucionando este problema? Con mucha paciencia y siguiendo siempre las reglas elementales de anticipación y comunicación visual: anticipamos lo que va a ocurrir, si hay alguna novedad la explicitamos intentando asegurar la comprensión. A continuación exponemos algunos ejemplos y nuestra manera de actuar.

1. Ir de compras: nos ponemos objetivos pequeños. Hemos ensayado primero en los establecimientos en los que nos conocen, en otras ocasiones nos hemos ido a centros comerciales echando mano de los apoyos necesarios según cada momento, siempre teniendo en cuenta las características del niño.

2. Explicarle que se puede hacer daño o que algo es peligroso: ésto es de lo más difícil y que más pensamientos nos ha llevado. Personalizando la historia en pictos, una y otra vez Manuel ha llegado a entender las consecuencias negativas de determinadas acciones.

3. El emocioncímetro: Esther ha personalizado un tablero de conducta con el que podemos hacerle ver a Manuel las consecuencias y del punto del enfado en el que se encuentra. Lo que sucede últimamente es que me responde “Manuel enfadado no, Manuel contento!” entonces cambio su foto y le servirá para para calmarse.

emocioncímetro

Cuando salimos, además de la agenda de comunicación, siempre llevamos algún apoyo extra:

_un bloc y un rotulador, para dibujar, hacer números o letras, pintar…

_un muñeco favorito

_un cuento de lectura accesible

_una aplicación en el móvil que sabemos que le gusta

Con todo las  rabietas  son una manera de expresión y supongo que nos quedan unas cuantas, pero hemos ido viendo como han bajado en cantidad y en intensidad. Una mayor comprensión de la realidad, mayor capacidad de expresión y poder influir en el entorno a través de los pictos han significado grandes avances.

Para acabar dejamos este video en el que el Dr. Fuentes Biggi habla sobre este tema. No os lo perdáis, es muy interesante. Podeis complementarlo con esta entrada magnífica sobre mal comportamiento en el blog de José Ramón Alonso.

También encontrareis más ideas en el blog de Anabel Cornago y no dejeis de leer este articulo tan interesante de Autismo Diario: Modificacion de conducta de madres y padres de niños con autismo.

Anuncios

3 pensamientos en “Rabietas y autismo: “Dale una zurra!” … perdone, nosotros usamos el emocioncímetro”

  1. Gracias, muchas gracias. Soy madre de dos niños autistas. Vivo en Los Rastrojos. municipio Palavecino, estado Lara, Venezuela. En este momento mientras leo este articulo, me siento aliviada de encontrar información para lograr comprender a mis hijos y abordar de manera positiva el inconveniente que me he creado al no considerar sus limitaciones. Un abrazo de corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s